Se encuentra usted aquí

Introducción a la agricultura organica vegana

La agricultura vegánica es una visión de la producción de alimentos que abarca el respeto de los animales, del medio ambiente y de la salud humana. Conocida tambien como agricultura "sin ganado", "biológica-vegánica"¨ y "de origen vegetal", es una forma de agricultura que va más allá de los patrones biológicos, ya que elimina el uso de productos derivados de animales en cautiverio y fomenta el de animales en libertad en las tierras de labranza.

A los agricultores biológicos hoy en dia se les permite el uso de productos animales como fertilizantes, tal como el estiércol animal, la harina de sangre seca, la harina de huesos, la harina de plumas y la emulsión de pescado, pero estos productos a menudo se obtienen de granjas de explotación intensiva y mataderos. La cria de animales en gran escala no solo tiene un gran impacto en el medio ambiente, sino que conlleva que casi todos los animales de las granjas modernas estén expuestos a muchos contaminantes. La agricultura vegánica rompe el vínculo entre las operaciones de ganadería y la producción biológica de alimentos vegetales manteniendo la fertilidad de la tierra con el uso de técnicas de origen vegetal.

Como la agricultura biológica, la vegánica no usa ninguno de los siguientes productos:

  • Pesticidas (herbicidas, insecticidas, matarroedores, funguicidas)
  • Abonos químicos
  • Organismos Modificados Geneticamente (OMG)

Además, la agricultura vegánica no permite la matanza de animales ni el uso de productos derivados de animales en cautividad, como:

Harina de sangre seca, harina de huesos, harina de plumas, emulsión de pescado, abono de camarones.

En su lugar, la agricultura vegánica usa para fertlizar técnicas de origen vegetal, como:

  • Mantillo (viruta o pajote)
  • Basura vegetal
  • Estiércol vegetal
  • Ramas y madera molidas
  • Rotación de cosechas
  • Policultura
  • Todas las demás técnicas sostenibles que no dependan de la explotación de animales.

Además, la agricultura vegánica trata de demostrar una manera más sostenible de cultivar con menos dependencia de los carburantes fósiles. Dentro de lo posible, los agricultores vegánicos producen los abonos directamente en la granja. El lema vegánico es que "alimentando el suelo, el suelo alimentará a las plantas". Añandiéndole al suelo materiales biológicos de origen vegetal se produce suelo rico en microorganismos, que a su vez alimenta a las plantas y crea fertilidad a largo plazo. Las técnicas vegánicas quieren reponer la biodiversidad de plantas y animales y los agricultores vegánicos se dedican al cuidado de la ecología natural que los circunda y de las que forman parte sus granjas.